Archive | IRPF RSS feed for this section

¿Cuáles son las rentas exentas de IRPF?

2 Nov

La Agencia Tributaria ha publicado recientemente una nota aclaratoria sobre errónea consideración de las prestaciones de maternidad como rentas exentas de IRPF. Numerosas personas reclamaban la rectificación de sus declaraciones de la renta en base a que sí lo eran, alentados por ciertos mensajes telefónicos donde se indicaba como tal la naturaleza de esas percepciones.

El origen de la confusión la encontramos en el artículo 7 de la Ley 35/2006, donde dice: “… estarán exentas las prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad. También estarán exentas las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales.” Las prestaciones por maternidad satisfechas por la Seguridad Social mientras la trabajadora se encuentra de baja son un equivalente al salario y se califican como rendimientos del trabajo. No son prestaciones públicas percibidas de una comunidad Autónoma o una entidad local.

Existen una serie de rentas que sí se consideran exentas, por lo que no están sometidas a gravamen por IRPF. Entre ellas podemos mencionar:

  • La renta sujeta al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Lo que recibimos por herencia no tenemos que declararlo en la Renta sino que está sujeto a su propia liquidación.
  • Las ganancias y pérdidas originadas en la disolución de la sociedad de gananciales.
  • Indemnizaciones por responsabilidad civil o seguros de accidentes (en la cuantía legal o judicialmente reconocida).
  • Indemnizaciones por despido, siempre y cuando cumplan las condiciones y dentro de los límites establecidos en la ley.
  • Las prestaciones reconocidas al contribuyente por la Seguridad Social o por las entidades que la sustituyan como consecuencia de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez.
  • Las prestaciones públicas por hijo a cargo, por nacimiento, partos múltiples y adopción, pensiones por orfandad y por maternidad.
  • Ayudas públicas por acogimiento y para financiar  estancia en residencias o centros de día de mayores de 65 años o personas con minusvalía.
  • Becas públicas.
  • Las anualidades por alimentos percibidas de los padres en virtud de decisión judicial.
  • Premios literarios, artísticos o científicos relevantes.
  • Prestaciones por desempleo en la modalidad de pago único.
  • Premios de loterías, apuestas y sorteos de importe inferior a 2.500€.
  • Trabajos en el extranjero realizados para una empresa o entidad no residente en España o en un establecimiento permanente radicado en el extranjero. En el territorio en que se realicen los trabajos debe aplicarse un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la de este país y no ser un paraíso fiscal. Límite de 60.100€ anuales.
  • Dividendos y participaciones en beneficios con el límite de 1.500€ anuales.
  • Determinadas ganancias patrimoniales.

Fuente: pymesyautonomos.com

La exención de algunas de estas rentas está condicionada al cumplimiento de unos requisitos determinados por lo que, en caso de percibirlas, es conveniente consultar la legislación a fin de darles el tratamiento correcto.

Resumen de novedades fiscales introducidas por las medidas de apoyo al emprendedor

12 Ago

El pasado 26 de julio entraba en vigor la Ley 11/2013 de medidas de apoyo al emprendedor y estímulo al crecimiento y la creación de empleo. La Ley introdujo numerosos incentivos, tanto en el ámbito fiscal como en el laboral, dirigidos a fomentar la creación de empresas. Esos incentivos se traducen en reducciones en los costes de Seguridad Social y reducción de la carga impositiva que soportan las PYMES en los primeros años de ejercicio de su actividad.

La publicación de la Ley supone una puesta en marcha de las medidas que se habían venido anunciando a lo largo del año. Resumimos, a modo de guía, las más significativas.

Impuesto sobre Sociedades

Se establece un tipo de gravamen reducido para las entidades de nueva creación, constituidas desde el 1 de enero de 2013. En el primer período impositivo en que su base imponible resulte positiva y en el siguiente, tributarán al 15% para los primeros 300.000 euros de base, y del 20% para el exceso sobre dicho importe. Esta escala también es aplicable a las cooperativas de nueva creación, tanto respecto de los resultados cooperativos como extracooperativos.

Si el periodo impositivo fuera inferior al año, la parte de base imponible que tributará al 15% se calculará en proporción al número de días. Este incentivo no es de aplicación en el cálculo de los pagos fraccionados.

No se aplicará este tipo reducido a las entidades de nueva creación cuando realicen una actividad económica que ya hubieran ejercido previamente otras personas o entidades vinculadas. Tampoco se aplicará cuando la actividad económica hubiera sido ejercida, durante el año anterior a la constitución de la entidad, por una persona física que ostente una participación, directa o indirecta, en el capital o en los fondos propios de la entidad de nueva creación superior al 50%.

Impuesto sobre la Renta

En el Impuesto sobre la Renta se establece una nueva reducción del 20% sobre el rendimiento netoobtenido por los contribuyentes que hubieran iniciado en el ejercicio 2013 una actividad económica. La reducción será aplicable en el primer período impositivo en que el rendimiento neto resulte positivo y en el período impositivo siguiente a éste. La cuantía de los rendimientos netos sobre la que se aplicará la reducción no podrá superar los 100.000 euros anuales.

La reducción no será aplicable en el período impositivo en el que más del 50% de los ingresos del mismo procedan de una persona o entidad de la que el contribuyente hubiera obtenido rendimientos del trabajo en el año anterior a la fecha de inicio de la actividad.

Se suprime asimismo el límite hasta el momento aplicable a la exención de las prestaciones por desempleo en la modalidad de pago único. La exención estará condicionada al mantenimiento de la acción o participación durante el plazo de cinco años (tanto si el importe de la prestación se hubiera destinado a la integración en una sociedad laboral o cooperativa de trabajo como si fuera para la aportación del capital social de una entidad mercantil). Si el pago único se hubiera destinado al establecimiento como autónomo, deberá igualmente mantenerse la actividad durante el mismo plazo.

fuente: pymesyautonomos.com

Resolución del TEAC acerca del concepto de “rentas anuales” para la aplicación de los mínimos familiares por ascendientes y descendientes en el IRPF.

15 Jul

Es sabido que, en la declaración de Renta, los contribuyentes tienen derecho a un “mínimo exento”, es decir, una parte de su renta que no puede estar sujeta a gravamen porque se considera que es el mínimo de ingresos que una persona precisa para subsistir y gravarlo sería contrariar el principio de no confiscatoriedad previsto en nuestra Constitución.

Ese mínimo no susceptible de gravamen se adapta a las circunstancias personales y familiares del contribuyente, de modo que junto a un mínimo personal –mínimo del contribuyente- encontramos también mínimos para personas que dependen de aquél, ya sean descendientes, ascendientes o discapacitados.

Para que un contribuyente pueda aplicar los mínimos por descendientes y ascendientes, se exige la convivencia -requisito éste interpretado el año pasado por el Tribunal Constitucional como dependencia económica-,  y que los descendientes o ascendientes no tengan “rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros”.

Pues bien, se ha venido discutiendo acerca de qué se incluye dentro del  concepto de “renta anual” –renta bruta, neta, con o sin reducciones y ahora el TEAC, en resolución del pasado 27 de junio, lo aclara por cada uno de las rentas sometidas a gravamen. Así:

a)      Por lo que se refiere a los rendimientos del trabajo: se refiere a los rendimientos netos del trabajo, para cuyo cálculo se aplicarán las reducciones por irregularidad pero no así la reducción propia del rendimiento del trabajo.

b)      Con relación a los rendimientos netos del capital mobiliario a integrar en la base imponible general: se refiere a los rendimientos netos, sin integrar la reducción aplicable a rentas irregulares.

c)      Para los rendimientos netos del capital mobiliario a integrar en la base imponible del ahorro, incluso si el importe total fuera negativo.

d)      Para los rendimientos netos del capital inmobiliario, sin tener en cuenta ningún tipo de reducción, ni por tratarse de una renta irregular ni por tratarse de viviendas.

e)      Para los rendimientos netos de actividades económicas, sin computar las reducciones aplicables a rentas irregulares.

f)       Y por lo que se refiere a las ganancias y pérdidas de capital: la suma algebraica de las ganancias y pérdidas patrimoniales computadas en el año, teniendo en cuenta que a partir de 2013 las mismas se disgregan entre la base imponible general y la especial, en función de si ha transcurrido un año o no desde que se adquirió el bien que da lugar a la ganancia.

La solución parece sensata salvo en un punto determinado: resulta razonable eliminar del cómputo de la renta anual las reducciones, como ficción legal y forfaitaria que son, ahora bien, ya se trate de reducciones por la obtención en más de un ejercicio como las previstas de forma específica en la ley -rendimientos del capital inmobiliario de viviendas-.

Ahora bien, siguiendo esa misma lógica, mi pregunta es porqué no se eliminan las reducciones propias de la renta laboral, ya que también son ficticias como las otras. Sobre ello no se da respuesta en la resolución y es posible que un Tribunal nos saque de dudas en el futuro.

fuente: fiscalblog.es

 

Renta 2012: Casos especiales de imputación temporal

8 May

Hemos comentado en artículos anteriores que las percepciones obtenidas en el ejercicio se imputan íntegramente en la declaración de la Renta de ese año. Pero el Reglamento del Impuesto recoge ciertos supuestos en los que la renta se somete a gravamen en acorde con una imputación temporal especial. Ocurriría esto cuando se cobran atrasos o cuando se percibe la prestación por desempleo en la modalidad de pago único.

Como norma general, los rendimientos del trabajo se incluyen mediante declaración complementaria en el periodo impositivo en el que fueron exigibles, independientemente de cuando se perciban. Pero se aplica una salvedad a esta norma: el abono de atrasos por resolución judicial.

Cuando se satisfacen salarios pendientes de una resolución judicial interpuesta para reclamar el derecho a su percepción o su cuantía, los importes no abonados se imputarán al período impositivo en que la sentencia adquiera firmeza. Si se atrasa el cobro, el contribuyente presentará una complementaria, en el ejercicio que lo perciba, del periodo impositivo en el que la sentencia adquirió firmeza.

Del mismo modo, la presentación por desempleo percibida en su modalidad de pago únicopodrá declararse de dos maneras: íntegramente en el ejercicio en el que se perciba o imputándola a cada uno de los periodos impositivos en que, de no haber mediado el pago único, se hubiera tenido derecho a la prestación. La imputación se efectuará en proporción al tiempo que se hubiera percibido en cada uno de los ejercicios.

Estas prestaciones tributan como rendimiento del trabajo personal, pero se encuentran exentas hasta el límite de 15.500 euros. El límite no se aplica en el caso de trabajadores discapacitados que ese conviertan en trabajadores autónomos.

Las ayudas públicas percibidas para la reparación de deficiencias estructurales de la vivienda habitual pueden imputarse por cuartas partes, en el período impositivo en el que se obtengan y en los tres siguientes. Tienen el mismo tratamiento las ayudas incluidas en los planes estatales para el acceso a la primera vivienda en propiedad (Ayuda Estatal Directa a la Entrada (AEDE), siempre y cuando se perciban en forma de pago único. De este modo, lo que supondría un incremento de patrimonio que debería tributar en un ejercicio, se declara de manera diferida, suavizando así el impacto impositivo.

fuente: pymesyautonomos.com

GANANCIA O PERDIDA PATRIMONIAL IRPF DACION EN PAGO DE VIVIENDAS POR PARTICULARES

26 Abr
Criterio de la AEAT:
Si un particular da en pago al banco un inmueble a cambio de dejar con ello saldada la deuda de la hipoteca, se genera una alteración en la composición de su patrimonio que puede dar lugar a una ganancia o a una pérdida patrimonial. Que se calcula del siguiente modo:
Valor de adquisición, siguiendo la regla general35.1 LIRPF.
Valor de transmisión, aplicación de la regla 37.1h) LIRPF para las permutas: el mayor valor entre: VALOR DE MERCADO DEL INMUEBLE OBJETO DE LA DACIÓN
SALDO DEL PRÉSTAMO HIPOTECARIO PENDIENTE CON EL BANCO.
La DGT considera como “valor de mercado del bien o derecho que se recibe a cambio” el importe total adeudado por el transmitente a la entidad de crédito.
Ejemplos.- 
1.- 
Valor de Adquisición actualizado del inmueble.- 100
Valor de mercado del inmueble el día de la dación en pago.- 70
Saldo actual de la deuda hipotecaria por todos los conceptos.- 120
Valor de transmisión a efectos de la alteración patrimonial.- 120
Ganancia patrimonial.- 120-100 = 20
Se integra en la base imponible del ahorro.
2.- 
Valor de Adquisición actualizado del inmueble.- 100
Valor de mercado del inmueble el día de la dación en pago.- 70
Saldo actual de la deuda hipotecaria por todos los conceptos.- 60
Valor de transmisión a efectos de la alteración patrimonial.- 70
Pérdida patrimonial.- 70-100= -30
Exención de las ganancias patrimoniales por daciones en pago según artículo 10 RDL 6/2012, para casos muy extremos.
Recomendable, si vale más la deuda que el inmueble, que se incorpore en la escritura de dación una tasación del inmueble y una valoración a mercado de la deuda objeto de extinción. Lo que no sé es si el banco se prestaría a ello.
fuente: impuestos-av.blogspot.com.es

Renta 2012: diferencia entre la base imponible general y del ahorro

16 Abr

Siguiendo con los artículos dedicados a la Declaración de la Renta 2012, comentamos a continuación la diferencia entre la base imponible general y la del ahorro. El concepto de base imponible, que ya hemos manejado en artículos anteriores, define a la suma de las percepciones obtenidas por el contribuyente en el ejercicio, sobre los que se aplica el tipo de gravamen correspondiente para obtener la cuota tributaria, que viene a ser el importe a pagar.

Ahora bien, hay que aclarar que la base imponible no es una. Los rendimientos obtenidos se agrupan formando dos bloques: la base imponible general y la base imponible del ahorro. A cada una de ellas se le aplican unos tipos impositivos diferentes. Esto significa que la suma de rendimientos se efectúa atendiendo a la su inclusión en una base o en la otra. Los rendimientos del trabajo, por ejemplo, no se suman con los intereses de cuentas.

La base imponible general está formada por las siguientes percepciones:

  • Rendimientos del trabajo, del capital inmobiliario (alquileres), y de actividades económicas.
  • Imputaciones de rentas (generadas por la tenencia de inmuebles), transparencia fiscal internacional, cesión de derechos de imagen, instituciones de inversión…
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales que no derivan de la transmisión de elementos patrimoniales(premios, ayudas públicas..)

La base imponible del ahorro la forman las percepciones que siguen:

  • Rendimientos del capital mobiliario derivados de la participación en los fondos propios de entidades (dividendos, primas de asistencia a juntas..); cesión a terceros de capitales propios (intereses de cuentas, de obligaciones, de préstamos..); operaciones de capitalización (cobro único de prestaciones de jubilación, invalidez, rentas temporales o vitalicias por imposición de capitales )y contratos de seguro de vida o invalidez (cobro de indemnizaciones o primas en virtud del contrato de seguro).
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales(ventas, donaciones, permutas..)

Las rentas que forman cada una de las bases imponibles se integran y compensan entre si. En la base imponible del ahorro, los rendimientos del capital mobiliario y las ganancias y pérdidas patrimoniales se integran y compensan por separado.

Una pérdida patrimonial generada en la base imponible del ahorro no se restará del saldo positivo de los rendimientos del capital mobiliario, aún formando parte de una misma base. Si vendo un bien y me genera una pérdida, no podré restarla de los intereses de cuentas obtenidos en el ejercicio. Ese saldo negativo mermará las ganancias patrimoniales del mismo tipo generadas en los 4 años siguientes (futuras ventas o donaciones, si se producen). Lo mismo ocurriría de darse el caso contrario. Las ganancias derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales tampoco pueden compensarse con rendimientos negativos de capital mobiliario.

En la base imponible general, los rendimientos y se compensan en dos grupos: los rendimientos y las imputaciones de rentas inmobiliarias se integrarán y se compensarán entre sí, sin que exista ninguna limitación. Lo mismo ocurrirá con las ganancias y pérdidas patrimoniales que no derivan de transmisiones de bienes y derechos. Las pérdidas patrimoniales pueden compensarse con el saldo positivo de los rendimientos e imputaciones de rentas con el límite del 25% de dicho saldo. Si aún así quedase saldo negativo este se compensará en los 4 años siguientes.

Sobre la Base Imponible General se aplican las reducciones por tributación conjunta; contribuciones y aportaciones a sistemas de previsión social propias y a favor de personas discapacitadas; aportaciones a patrimonios protegidos de personas con discapacidad; pensiones compensatorias; mutualidades de previsión social de deportistas y las aportaciones a partidos políticos.

fuente: pymesyautonomos.com

IRPF para todos: ¿cuándo se considera que existe un segundo pagador a efectos fiscales?

15 Abr

Una de las dudas más habituales cuando pensamos en si somos uno de esos contribuyentes queestán obligados a presentar la Declaración de la Renta, es saber si realmente hemos percibido rentas por parte de más de un pagador y en qué cuantía.

Y es que el famoso límite de 22.000 euros no aplica en el caso de que haya más de un pagador. El límite es sensiblemente inferior y, en casi todos los casos, nace la obligación de presentar la Declaración de la Renta. Si esto ocurre, lo realmente determinante es saber cuánto se percibirá por cada uno de esos pagadores y si realmente se puede considerar dos pagadores a efectos fiscales.

A modo de resumen, aquellas personas físicas que perciban rentas por parte de más de un pagador, estarán obligados a presentar la Declaración de la Renta cuando la suma de los rendimientos del segundo y restantes pagadores sea superior a 1.500 euros y hayan percibido en su conjunto más de 11.200 euros brutos anuales.

Pero ¿cuándo existe un segundo pagador a efectos fiscales? En general, se considera que se han recibido rentas por parte de dos pagadores diferentes cuando estos ingresos estén siendo recibidos por parte de empresas con distinto número de identificación fiscal.

Parece algo tan trivial que casi no merecía la pena ni haber dedicado un artículo a ello, pero en realidad no lo es tanto. Por ejemplo, ¿qué sucede cuando hemos percibido prestación por desempleo? El dinero del paro tiene la consideración de segundo pagador del IRPF a efectos fiscales pero con un añadido: el Servicio Público de Empleo Estatal apenas practica retenciones de IRPF sobre las cantidades que se entregan y esto seguramente hará que, al presentar la Declaración de la Renta, nos toque pagar.

Además, existen excepciones a esta regla general. Algo muy habitual en el mercado laboral español es la subrogación empresarial, que consiste en mantener a un empleado con las mismas condiciones, pero con un cambio de empresa a efectos fiscales. Lo más común es que una empresa absorba a otra, manteniendo las mismas condiciones de los empleados de la absorbida.

En este caso, siempre y cuando se respete la antigüedad, tipo de contrato y no se varíen las retenciones aplicadas, no se considerará que la nueva empresa es un segundo pagador. O, al menos, esto es lo que se desprende de la respuesta que ha dado la Agencia Tributaria a diversas preguntas vinculantes en su página web, como la consulta V0049-08.

fuente: pymesyautonomos.com

elcomunista.net

PRENSA ROJA INTERNACIONAL

e-aprendizaje

Nuevas tecnologías para nuevos aprendizajes

Eternity

Noticias desde otra perspectiva

PROTEC-DATOS

Protección de datos personales y seguridad de la información

Calidad Administrativa Consultoría para Negocios S.C.

Ofrecemos nuestras estrategias, responsabilidad, fidelidad y compromiso para la planeación estrategica de negocios y la administración contable-fiscal para la excelente toma de deciciones.

Mujer Móvil

Carmen Martín Robledo

Enjoyfocus

Orientación, Psicología, Desarrollo personal, Recursos Humanos

Blog Planificación y Gestión Empresarial

Eduardo Sánchez Economista y Consultor Fiscal

Máster Universitario en Tributación y Asesoría Fiscal

Un lugar de encuentro donde compartir opiniones y conocimiento

guzmanizer

Con hambre de aprender y navegando en pañales en el mundo de la comunicación, el mundo del sentido común

Empresa al Día

Información de actualidad para empresas, profesionales, entidades y Administraciones Públicas

Empresa & Gobierno

Administracion y Gobierno de Empresa

FASTGESTIONES

Servicios personales de gestión y mensajería

Procedimientos Telemáticos y Electrónicos

Blog personal de Bartolome Borrego dedicado a los procedimientos electrónicos tributarios, aduaneros, contables y NN.TT. en general